Los nombres camuflajeados dentro de la capoeira.

¡Qué tal amigos y amantes del deporte!

Esta semana hablaremos de un elemento bastante interesante dentro de la capoeira, los apodos
que utilizan los capoeiristas.

Lo que yo he escuchado decir a los capoeiristas que conozco, es que en un principio, al capoeirista
le ponen un seudónimo por la necesidad de ocultar la verdadera personalidad del luchador. ¿Por
qué de esta necesidad de quedar bajo el anonimato? Esto debido a que la capoeira al ser una
actividad ilegal durante muchos años, creó un mecanismo de defensa y preservación para que los
practicantes no fueran rastreados y presos por sus nombres de pila. El mecanismo fue la creación
de apodos o como se dice en portugués: apelido.

De este modo cuando la policía y las autoridades lograban apresar a un capoeirista, al momento
de interrogarlo le preguntaban entre otras cosas el nombre de sus compañeros de capoeira, el
luchador respondía con sinceridad: “urso (oso), atreyu, cascabel, caverinha (calavera), etc.etc.”
De tal forma que las autoridades no sabían más que el apodo y con eso no podían proceder las
investigaciones.

En parte esto se debía a que los luchadores no se conocían y no convivían más que a la hora de
practicar capoeira.

Actualmente se habla de que el apodo lo recibe el capoeirista a partir de la convivencia en los
entrenamientos, por alguna característica física, algún estilo de juego o porque al que te enseña se
le ocurrió apodarte de ese modo. En realidad varía mucho el modo del cual cada luchador se hace
de un apodo.

El apodo queda oficialmente tomado cuando el capoeirista forma parte de su primer batizado
(bautizo) en el cual además de recibir su primera corda, recibe su primer nombre de luchador para
que todos lo conozcan de esa forma. Sin embargo, muchas veces no es así, ya que al practicar con
las personas se van creando lazos de confianza y amistad, que con el tiempo a veces provocan que
se vayan conformando los apodos, sin siquiera pasar por una roda.

La necesidad de ocultar la identidad del capoeirista surgió por la necesidad de la libertad, lo
cual nos habla de la represión que sufrían los negros y pobres que practicaban la capoeira. Hoy
por hoy, el ser un capoeirista no sólo es motivo de orgullo y alegría, sino también de respeto y
admiración.

Hasta aquí la reseña semanal, espero les haya parecido interesante y seguiremos hablando de la
capoeira y los elementos que la componen. Axé capoeiras!!!

Por: Emmanuel Valdés Alvarez

Sobre amantesp

administrador ha escrito 615 post en esta web.

Todos los deportes están aquí. Fút, NFL, NCAA, MLB, NHL, NBA trabajando para que haya más. Damos opiniones, datos y links. contacto@amantesports.mx

Related Articles